Publicidad

Desmontando 10 mitos sobre el diseño web

Autor: | Categoría:

Cuando alguien que no se dedica al diseño web piensa en nuestra profesión, se le vienen a la cabeza una serie de mitos que tiende a pensar que son verdad. Mitos que desprestigian nuestra profesión y que nos hace menos fuertes de lo que somos.

En este artículos, vamos a desmontar 10 mitos sobre el diseño web para que la gente sea consciente de que no es una profesión fácil y para intentar hacer más cercana nuestra forma de vida.

10. El diseño web es fácil

Una de las creencias más extendidas por la gente que no se dedica al diseño web es pensar que diseñar es fácil, que se trata de sentarse en frente de una pantalla y que las cosas salen solas. De eso nada, requiere formación, dedicación, pasión, esfuerzo, frustración, inspiración… Sólo es necesario observar un diseño hecho por un profesional (pulido, limpio, bonito, equilibrado…) y un diseño hecho por alguien no profesional… Verás todas las diferencias.

9. El diseño web te puede hacer rico rápidamente

Bueno, rico te puedes hacer haciendo cualquier cosa, eso si, tienes que tener la gran suerte de tener el contacto correcto en el momento indicado, pero, te aseguro que diseñando webs no te vas a hacer rico. Diseñar una web, maquetarla y programarla requiere de unas cuantas horas (siempre y cuando hagas todo el proceso para cada cliente) y deberías hacer muchas webs al mes para poder llegar a un sueldo alto, y eso significa trabajar más horas que un reloj. Si quieres hacerte rico rápidamente te recomiendo que atraques un banco XD

8. Los diseñadores web lo saben todo

Hay la creencia que los diseñadores web somos a vez que diseñadores: informáticos, ingenieros de sistemas, programadores por el hecho de trabajar con ordenadores y con programas que sólo usamos nosotros. Se piensa en definitiva, que somos el profesional definitivo. No, esto no funciona así. Habrá algún diseñador que sepa de informática, que sepa de programación, que sepa de sistemas… pero generalmente cada uno sabe de lo que sabe, y si somos diseñadores web somos diseñadores web. ¿Verdad que un cocinero no sabe de fontanería? Pues en nuestro caso es lo mismo.

7. El cliente siempre tiene la razón

OBVIAMENTE QUE NO. Raramente el cliente tiene la razón. El cliente sabrá de su negocio y nosotros sabemos del nuestro. Si el cliente quiere poner un fondo marrón a una web con letras rojas nuestro deber es oponernos a eso y hacerle entrar en razón, que los profesionales del diseño somos nosotros, no ellos. Tendrán su opinión y la deberán expresar, pero no deberían imponer su voluntad sólo por que van a pagarte por hacerles una web.

6. La formación acaba una vez sales de la escuela

Afortunada o desgraciadamente en nuestro mundo las mejoras y cambios son constantes, se tienen que ir reciclando nuestros conocimientos constantemente ya que si no se quedan obsoletos a una velocidad de vértigo. No pares nunca de aprender y de formarte, siempre hay algo nuevo que aprender que te hará mejorar como profesional y ser cada día un poco más completo y mejor.

5. Tenemos total control sobre el diseño

Desgraciadamente esto no es así. Por más que queramos hacer un diseño exclusivo, único, brillante, impresionante e increíble, debemos adaptarnos a unos mínimos corporativos del cliente que no podemos saltarnos. La creatividad sin control no sirve de nada.

4. Modificar un diseño es cuestión de segundos

El cliente quizás piense que cambiar una caja en un diseño de una web es un momento ya que es modificar el CSS y queda arreglado. Si, si eres un diseñador mediocre y que no pules los detalles, pero si eres un diseñador con un mínimo de profesionalidad, modificar esa caja significará restablecer y equilibrar espacios, colores y dimensiones. Además el cliente no entiende que no sólo trabajas para él y que tienes otras tareas en las que ocupar tu tiempo. Por fácil que parezca, todo tiene un proceso y un tiempo. “Haré el cambio, pero no para de aquí dos segundos”.

3. Los diseñadores somos creativos por naturaleza.

Es cierto que los que nos dedicamos a este mundo no lo acostumbramos a hacer por hacer algo en la vida, sino por vocación, por qué tenemos una sensibilidad especial por los detalles, por la gráfica, por las formas, por los colores. Pero no significa que un diseñador sólo se nazca y no se haga. Un diseñador se nace y se hace. Sin una cosa no hay la otra. Con el talento no es suficiente, hay que esforzarse y mucho.

2. Los diseñadores sólo usamos el ordenador

Mentira, nos acompaña siempre papel y lápiz. Los esbozos, las ideas, los mockups, las primeras líneas siempre las hacemos en papel. Es mucho más fácil plasmar de primeras qué tenemos en mente en un papel que en el ordenador. Es mucho más natural para nosotros hacer un dibujo en un papel que en el ordenador directamente, la velocidad de ejecución de un papel es mucho más rápida que un ordenador. Debería ser un compañero inseparable para ti una libreta y un lápiz.

1. Todo el mundo puede ser diseñador web

Aquí habrá diversidad de opiniones, pero para mí la respuesta a esta pregunta es NO. No todo el mundo puede ser diseñador web. De la misma manera que alguien que sabe usar Illustrator no es ilustrador, alguien que sabe usar Photoshop no es diseñador ni alguien que sabe usar una cámara digital es fotógrafo. Par ser diseñador web debes dominar tanto la técnica como las herramientas que disponemos para desarrollar el trabajo. Además de formarnos y practicar muchísimas horas y llenarnos de frustración y enfado cuando no nos salen las cosas como queremos.

¿Qué otros mitos se te ocurren que podamos desmostar en el mundo del diseño? ¡Anímate a comentarlos en el post!

Publicidad
Etiquetas: , ,
  • Natalia

    Qué tal el mito de: El diseño es sólo hacer que una página web se vea bonita.

    Cierto es que la estética es importante, pero un diseñador que sólo se enfoca en la estética y no presta atención a los demás aspectos de una página web no es un buen diseñador. A nadie le sirve una página web que se vea bien pero que no genere ventas o cumpla los objetivos del cliente.

    • No se como lo ves tu, pero la figura del denominado CRO está pegando fuerte en las empresas, almenos aquí en España. Una figura de un UX que está por encima del diseñador quitándole la libertad de usar sus conocimientos y enfoque del diseño a la usabilidad en frente de este pseudo gurú de la usabilidad y la conversión…

      • Natalia

        Yo creo que como diseñadores siempre vamos a batallar con ese tipo de cosas. Más que nada porque los clientes no terminan de entender qué es lo que uno hace. La parte estética no ayuda mucho porque es un área muy subjetiva. Entonces su evaluación solo consiste en el “si me gusta o no”. Por eso se dejan llevar mucho por cosas como CRO o SEO. Me parece que como es algo más “medible” se les hace más “entendible”.

        No me ha tocado batallar con nadie de UX. Acá generalmente el rol de UI se usa muy intercambiable con UX.

        Me imagino que lo que cuentas es como cuando te toca trabajar con uno de MKT que cree que porque le dieron una materia de photoshop en la carrera ya se siente capacitado para aventarse una imagen corporativa y lo peor, que te toque la desgracia de que le den mayor poder de decisión que a otros que realmente saben de eso.

¡Suscríbete!

¡Sé el primero en enterarte de las novedades del diseño web y mejora tus conocimientos!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies