Publicidad

Evita los 10 errores más comunes que los diseñadores cometemos

Autor: | Categoría:

Evita los 10 errores más comunes que los diseñadores cometemosTodos los diseñadores gráficos, industriales, web o multimédia cometemos errores al diseñar. ¡Pero no todo son malas noticias! Podemos aprender a minimizarlos sabiendo cuáles son los 10 errores más comunes que los diseñadores cometemos y aprendiendo a no hacerlos más. Tendremos otros errores, pero esos los dejamos para otro post :p

1. Mala elección de la tipografía

La tipografía tiene la virtud o el defecto de hacer que nuestro diseño sea perfecto o una auténtica aberración. Por lo tanto, es crucial una buena elección de la tipografía.

Para no tener problemas a la hora de elegir una tipografía usa estos simples consejos:

  • Usa como mucho dos o tres tipografías distintas. Jugando con sus diferentes variantes (normal-bold-narrow) conseguirás variedad y resaltar lo que te interese.
  • Si usa más de una familía tipográfica, usa diferentes estilos entre si, ya que si son parecidas crearás un efecto visual moleso y poco agradable, a la vez que parecerá un descuido en el diseño.
  • Usa el contraste correcto para cada tipo de fuete. Haz que la legibilidad sea la adecuada y sea fácil su comprensión.
  • Usa tipografía acorde al contenido de la web. Cada fuente tiene su propio significado y estilo y a no ser que sea un trabajo hecho adrede debes cuidar la apariencia.

2. Frases poco acertadas en bocetos

El lorem ipsum está muy bien pero ya no mola. Aunque no tengas un briefing elaborado y cuidado donde te pasen todos los textos, procura tu usar lo que creas que iría bien en cada titular y sección. Mejor que te inventes un contenido aunque no sea correcto pero se pueda parecer a que uses el lorem ipsum a cascoporro. El cliente apreciará tu interés y se hará una idea mucho más concreta de lo que el boceto quiere mostrarle. Evidentemente olvídate tambien de poner chorradas y cosas que no sean serias (paridas, chistes, bromas, insultos…)

3. Olvidarse archivos

Ejemplo ilustrativo… Creas un mailing, le haces un envío de prueba al cliente y recibes feedback del cliente: “No veo las imágenes del mailing… ¿Qué ha pasado?Boooom! Explosión en tu mail al recibir la frase… ¿Qué ha pasado? Rutas relativas en vez de absolutas… Revisa bien todo lo que mandas y a poder ser en diferentes entornos para evitar este tipo de errores que a los ojos del cliente no son nada buenos.

4. Imágenes pixeladas

En un logo por ejemplo, diseñas en Illustrator y guardas en JPG para mandarle el diseño al cliente, y… ¡patapam! Imágen pixelada… ¡cagada cagadísima! Asegúrate de pasar los archivos sin pérdida de calidad, ya sea en formato PNG o TIFF o PDF pero que no se vean los píxeles terroríficos y dentados que dañan la vista a todos los seres humanos.

5. Miedo a los espacios blancos

Normalmente los diseñadores sabemos o intentamos usar el espacio con decoro y maestría, pero la seguimos pifiando con los espacios blancos. Tendemos a sobrecargar de información cada espacio que tenemos.

Para no tener estos problemas, sigue estos simples consejos:

  • Agrupa elementos parecidos y añade un espacio adicional alrededor para separarlo del resto de elementos.
  • Los titulares deben ser un poco más grandes que el contenido, por lo tanto, necesitan un poco más de espacio que el texto más pequeño que les sigue.
  • Piensa en el espacio globalmente. Los elementos anidados dentro de otros elementos deben tener el mismo espacio que los que no, dando uniformidad a los espacios.
  • Usa guías para ayudarte a organizar mejor la información, el espacio y los márgenes.

6. Uso de demasiados elementos

Demasiados elementos en una composición estorban y quitan el foco de lo que realmente interesa. Demasiados slides, demasiados titulares, demasiadas botoneras, demasiados banners…

Centra tu objetivo y sobre este trabaja para hacer una composición equilibrada y guiada, para que tu cliente/usuario objetivo haga lo que quieres que haga en tu site. A cuanto más limpia sea la composición más resultados te dará. Keep it simple.

7. Perfecta simetría

Tanta simetría puede resultar aburrida y demasiado lineal. Debes crear interés rompiendo esa monotonía.

Para conseguir esto, puedes crear columnas laterales de menor ancho, o crear simetrias parciales, dando a los espacios que no lo son un toque distinto del resto de la composición.

8. Querer ser demasiado rompedor

En este punto seguro que encuentro muchos detractores, pero para mi hay cosas que no estamos preparados para hacerlas. No quiero decir que sigamos a las masas y hagamos exactamente lo mismo que el resto, eso no, pero si que seguir las tendencias está bien, dándole tu toque personal e innovando en ciertas cosas, pero sin salirte excesivamente de la línea. Una excesiva creatividad puede suponer ponernos fuera de nuestras posibilidades como diseñadores y querer hacer algo que no sabemos o ser tan excéntricos que nadie nos entienda.

Debemos recordar que trabajamos para los clientes objetivos, que tienen unas características própias de su target: una edad determinada, una condición económica, un sexo determinado… y debemos ajustarnos a lo que nuestro cliente potencial quiere ver, comprar o consumir. Por lo tanto, si estamos trabajando en una web de tableros de ajedrez, tenemos que tener en cuenta que nuestro público objetivo no es el mismo que el de una web de coches deportivos.

9. No pensar en todos los gastos al hacer el presupuesto

Si,  reconozco que la primera vez que hice un trabajo como freelance perdí mucho dinero. Yo pensé en el precio en bruto que quería cobrarles sin pensar en los impuestos que debería pagar por hacer ese trabajo y perdí dinero y no me compensó las horas que le dediqué al trabajo a lo que pedí por ello.

Recuerda que debes pensar primero en lo neto que deseas cobrar por un trabajo, y a partir de ahi sumar gastos de impuestos… Quizás crees que se dispara el precio, pero es que trabajar no es barato y parece que hacer una web sean 5 minutos… Si no te aceptan el presupuesto siempre puedes bajarlo o desistir de hacer el trabajo, pero añadir dinero al presupuesto raramente lo conseguirás.

10. No firmar un contrato

Fiarse de la palabra del cliente está muy bien, pero cuando no hay un documento firmado de por medio se puede romper dicho acuerdo sin ver un sólo céntimo.

Te recomiendo que siempre hagas firmar un contrato a tus clientes donde te asegures de cobrar un mínimo cuando hagas un trabajo, de esta manera, si se niegan a pagar, podrás poner una denúncia y reclamar lo que es legalmente tuyo. Te recomiendo que hagas los contratos lo más elaborados posible y detallando los máximos puntos posibles. Asesórate con un abogado si no lo tienes claro para que no te puedan tomar el pelo.

Conclusión

Evitando estos 10 errores más comunes que los diseñadores cometemos, te convertirás en mejor diseñador y crecerás como profesional.

¿Qué otros errores cometes o has cometido como diseñador?

Publicidad
Etiquetas: , ,
¡Suscríbete!

¡Sé el primero en enterarte de las novedades del diseño web y mejora tus conocimientos!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies